¿Cómo gestionas tu Identidad online en el mundo actual donde prácticamente todo esta vinculado a Internet?.

Tanto jóvenes como mayores se benefician de la amplia gama de información disponible, desafortunadamente, a veces las personas que se “benefician” de la información disponible son personas que intentan robar tu identidad; hay un sinfín de cosas que un hacker puede hacer con la información privada que pueden encontrar en línea.

Lo aterrador del mundo en línea es que las interacciones pequeñas pueden dar demasiada información personal. Esto puede permitir que las personas se hagan cargo de tu vida. Por ejemplo consulta la política de privacidad de Amazon y todos los datos que recopila de los usuarios para poder hacer uso de su servicio.

…Si sigues leyendo te mostraremos algunos consejos sobre cómo proteger tu identidad en línea.

Medios de comunicación social

Las redes sociales son fantásticas para mantenerse en contacto con viejos amigos y familiares y también para contactos en redes de negocios.

Por otra parte hay que estar muy alerta de los juegos, cuestionarios, plataformas de videos, etc. que advierten que para darte acceso o para obtener determinada retribución, necesitan acceso a una pequeña cantidad de información personal,  pero al final  obtienen muchos más datos de los que puedes imaginar.

Otro aspecto a considerar es a quién aceptas como amigo o conexión en las redes sociales. Al aprender cómo proteger tu identidad en línea, lo último que deseas es que un extraño vea tus publicaciones de hace 6 años.

Estas publicaciones pueden incluir nombres de tus hijos, cumpleaños o aniversarios, que a menudo es el tipo de información utilizada para las contraseñas.

Contraseñas

Y hablando de contraseñas…¿Cuántas cuentas en línea tienes? ¿Lo sabes con exactitud?, probablemente no, ya que la persona promedio tiene 25 cuentas que requieren un nombre de usuario y contraseña.

Peor aún, la mayoría de las personas tiene 6 o 7 contraseñas entre las 25 cuentas, lo que significa que están siendo reutilizadas. Esto hace que sea extremadamente fácil obtener información personal

También significa que, si alguien obtiene una de tus contraseñas, podría tener acceso a tus redes sociales (mal),  a las redes en las que compras (peor),  y a tu información bancaria (mucho peor).

Una solución bastante sencilla para esto es usar un administrador de contraseñas; puede parecer complicado, pero solo necesitas una contraseña para acceder a todas tus cuentas y tus cuentas están protegidas por una super contraseña que es casi imposible de piratear.

Wi-Fi público

El problema está en el nombre: público. Para alguien no entrenado, no es gran cosa. No puedes ver la información de otras personas para que no puedan ver la tuya, ¿verdad?; este no es el caso,  ya que los piratas informáticos o las personas capacitadas pueden ver y capturar los bits de información que se ven en una conexión pública.

Por muy doloroso que sea, puedes optar por no usar el wi-fi público o llevar un dispositivo que te permita una conexión personal.

¿Qué debes hacer?

No es más que una cuestión de sentido común. Haz todo lo que puedas para protegerte con un antivirus y navegador actualizado.

Crea contraseñas seguras, elimina las publicaciones antiguas que brindan demasiada información y, si TIENES que usar wi-fi público, hazlo sólo para navegar; no inicies sesión en ningún sitio que requiera una contraseña.

El último elemento que vale la pena mencionar es mantenerte al día con las noticias y los robos de seguridad cibernética y que soluciones se han dado al respecto.

Share This